El Mito de los Orígenes Incas y las Ruinas Incas en Paccariqtambo

Los incas, como muchas otras culturas en todo el mundo, eran una civilización jerárquica dominada por las clases. Las personas nacieron en sus respectivos estatus sociales, y rara vez hubo oportunidad para que uno alterara su papel designado en la sociedad. La brecha entre los estratos más altos y los más bajos de la sociedad inca era enorme: una minoría de élite, poderosa y rica, reinaba sobre el imperio, mientras que el resto de la población comprendía principalmente clases sociales de clase baja y media, sus vidas comparativamente aburridas y poco glamorosas contrastaban fuertemente con las de la realeza.

Tal cultura de estatus atribuido tiene el potencial de un profundo descontento y una facción interna que podría destruir un imperio. ¿Cómo es que, sin ningún mérito o logro propio, una persona nace rey, mientras que otra nace predestinada a trabajar la mayor parte del tiempo, toda su vida para la élite gobernante y para los dioses?

El mito del origen Paccariqtambo del Inca fue una de las legitimaciones más explícitas y directas del poder Inca. A través de frecuentes referencias a su descendencia de Manco Cápac, la figura mítica que se cree que fundó el orden social existente, los incas gobernantes promovieron y mantuvieron sus posiciones privilegiadas de poder y ofrecieron una explicación indiscutible de las grandes desigualdades sociales que funcionaron a su favor.

Los hallazgos arqueológicos en el Distrito de Paccariqtambo ofrecen más información sobre la estrategia de la élite inca gobernante para mantener el poder en todo el imperio. Se ha sugerido que el afloramiento rocoso de Puma Orqo puede representar el mito de origen Tamputoco de Paccariqtambo, y que las cercanas ruinas incas de Maukallaqta pueden haber contenido un oráculo de Manco Capac. Estos monumentos a su creador mítico, se ha planteado la hipótesis, pueden haber sido construidos por la nobleza inca para enfatizar aún más la santidad de esta figura ancestral, reconfirmando y legitimando su poder.

Según los mitos, Tamputoco tenía un árbol a cada lado de la entrada de la cueva que representaba a la madre y el padre de cuatro hermanos Ayar (Ayar Manco, Ayar Cachi, Ayar Uchu y Ayar Sauca). También se describió como haber trabajado la piedra presente. Ambos son evidentes en Puma Orco, un sitio flanqueado con elaboradas tallas tanto en su cumbre como en las rocas que rodean la base. Se ha postulado que Puma Orqo representa la paqarina real, o lugar de descanso para los muertos, del Inca.

La nobleza inca remonta su ascendencia más de 10 generaciones al mítico primer inca, Manco Capac, de quien afirmaron ser los descendientes directos. Según la historia, Manco Cápac (el hijo de Inti, el dios del sol) emergió de una cueva llamada Tambotoco en una región al sur de Cuzco, Paccariqtambo. También emergieron de otras 3 cuevas sus tres hermanos (Ayar Auca, Ayar Cachi y Ayar Uchu) y cuatro hermanas (Mama Ocllo, Mama Guaco, Mama Ipacura y Mama Raua). Los ocho hermanos, juntos formando el primer Inca, salieron de Tambotoco en una misión para encontrar un lugar especial llamado Cuzco. Se dice que Inti le dio a Manco Cápac un bastón de oro. Sabrían que habían llegado a Cuzco, le dijo Inti, cuando el bastón “es tragado por la tierra”.

Primero se aventuraron a Huaynacancha, donde Manco Cápac embarazó a Mama Ocllo. Lo que sucedió después fue que Ayar Cachi fue sellado en una cueva con una roca por sus hermanos, al regresar a Tamputoco para recuperar los artículos dejados detrás de los otros siete. Como Ayar Cachi era muy poderoso, capaz de mover montañas, se lo consideraba demasiado peligroso para el resto del grupo. El mito dice que cada vez que intenta escapar de la cueva, hay un fuerte terremoto de tierra en Cuzco.

Los miembros restantes de la familia viajaron a Huanacaure, una montaña cerca de Cuzco donde aún Ayar Uchu, otro hermano de Manco Cápac, se convirtió en piedra cuando reconoció que el valle de Cuzco era el lugar que estaban buscando. Desde entonces, la montaña Huanacaure fue sagrada para los incas, y sigue siendo hoy un lugar de culto para la población local. El tercer hermano, Ayar Auca, desarrolló alas y fluye hacia el valle para marcar el lugar donde se tuvo que construir el templo principal del Sol, y cuando aterrizó allí también se convirtió en piedra; ese lugar también fue considerado sagrado y fue allí donde se construyó el templo Koricancha Sun. Después de su muerte, Manco Cápac entró en el valle del Cuzco, donde su bastón finalmente se hundió en el suelo como Inti había previsto. Después de una extensa lucha, Manco Cápac y Mama Ocllo aniquilaron a toda la población indígena que los había precedido, los Huallas. Según la leyenda, la batalla fue espantosa: “… Y así mataron todo lo que pudieron poner en sus manos, y tomaron bebés de los vientres de su madre embarazada, para que no quedara ningún recuerdo de estas miserables Huallas …” (cronista Sarmiento de Gamboa).

Las Ruinas Incas en Paccariqtambo (Maukallaqta y Puma Orqo)

El gran sitio inca de Maukallaqta de más de 200 estructuras de mampostería estrechamente asociadas con el afloramiento rocoso cercano y la cueva de Puma Orco fue uno de los templos más sagrados para los incas.

Las ruinas de Maukallaqta se encuentran al oeste de Puma Orqo, y se ha teorizado que la cámara interior del sitio se utilizó una vez para un oráculo de Manco Capac. Esta teoría se ha corroborado aún más por el descubrimiento de una entrada de nicho entre la cámara interior y la plaza que podría haber representado una ventana a través de la cual pudo haber surgido la imagen del progenitor inca. Este resurgimiento, que ocurrió solo en ocasiones ceremoniales especiales, habría acentuado aún más a los gobernantes incas como los “mancopchurincuzco”, o los hijos cuzqueños de Manco Cápac.

Las ruinas de Puma Orqo y Maukallaqta pueden haber simbolizado un punto de peregrinación religiosa para los incas, paradas en el camino de la famosa ruta de Manco Cápac. También es muy posible que alguna vez fueron construidos por la élite gobernante como monumentos a su descendiente mitológico.

Si la nobleza inca hubiera construido estas estructuras monumentales en honor a Manco Capac, fue un intento desenmascarado de acentuar la importancia del mitológico Manco Capac, resaltar su descendencia de este poderoso primer inca que triunfó sobre los salvajes locales, y postular que el orden social en el lugar estaba predeterminado por eventos que habían tenido lugar en un “entorno primordial de tiempo y espacio, ” haciendo así que el orden social sea “inmutable por las acciones humanas”.

Date

Share :

Share on twitter
Share on telegram
Share on whatsapp

Have Any Question?

Do not hesitage to give us a call. We are an expert team and we are happy to talk to you.

Join The Trip

Subscribe to our fortnightly newsletter with stories from our latest adventures and the best travel tips

More
articles

Acerca de Cusco

La Ciudad Sagrada Inca Durante la época inca, Cusco era una ciudad sagrada de templos y palacios dispuestos en forma de puma agazapado. La cabeza

Tour en la Ciudad de Cusco

City tour Cusco: La Catedral y la Plaza de Armas, el templo Koricancha y las cercanas ruinas incas. La elegante plaza principal, Plaza de Armas, está

Barrio de San Blas

Acerca de San Blas: Orgulloso de su herencia inca y colonial, San Blas todavía muestra vestigios de las terrazas agrícolas hechas de enormes bloques de

Tour en el Valle Sagrado

Ruta normal Hay múltiples lugares de interés en el valle sagrado de Urubamba, lo que hace que al menos un día completo y en el mejor

Machu Picchu preguntas y teorías sin respuesta

Machu Picchu se encuentra en el corazón de imponentes picos cubiertos de exuberante vegetación. Fue construido en algún momento en el último tercio del siglo 15